Resumen segunda jornada Encuentro Internacional en Bangkok #ontheroad H team

La segunda jornada del Encuentro Internacional para crear una Campaña Global sobre Justicia Climática y unificar estrategias entre movimientos sociales se inició pasadas las 9 am, como estaba previsto, acudieron los miembros de los siete grupos creados para trabajar sobre tres puntos fundamentales: Estrategias, planificación a medio plazo y mecanismos a desarrollar. Portavoces de cada uno de los grupos fueron enumerando las propuestas generadas en cada grupo. Se fueron redactando las mismas en cartulinas visibles mientras otro grupo iba aglutinando en bloques temáticos los puntos en común con el objetivo de no doblar propuestas.

Una vez ordenados los contenidos se incidió en la necesidad de agrupar el trabajo inicial de la Campaña en diferentes grupos de trabajo compuestos por activistas de diferentes países. Los asistentes fueron incluyendo sus nombres en grupos de afinidad con el objetivo de colaborar puntualmente en las diferentes tareas. Se consensuó crear una lista de correo que aglutinara a todos los colectivos y de esta manera mantener al día todas las novedades que fueran surgiendo. También se acordó que la Campaña no fuera dirigida por un único ente, sino que cada colectivo hiciera suya la transmisión de contenidos.De esta manera la Campaña surgiría de una manera descentralizada y comenzaría a rodar desde lo local hacia lo global.

Ya sólo faltaría que cada quien comunicara a sus colectivos las ideas tratadas, así como las estrategias a seguir, la metodología propuesta. Tras lo mismo se iniciaría una Campaña Global para demandar Justicia Climática. Una agenda planificada por un colectivo global que trataría de tomar los pasos decisivos para iniciar una urgente y profunda transformación entre la relación de los gobiernos y corporaciones con los derechos de la Tierra. Una denominación existente para los humanos pero no para el planeta.

Casi sin tiempo para tomar un respiro se propuso reducir el tiempo de la comida en una media hora para estar a tiempo frente a la sede de las Naciones Unidas en Bangkok. La cita era a las 13 horas y el motivo, una acción-protesta contra la Cumbre Internacional sobre Crisis Climática. Bajo un tórrido calor y una humedad cercana al 75% redes de la sociedad civil se manifestaron para exigir justicia y un llamado a los gobiernos del mundo a la altura de sus responsabilidades en las negociaciones para resolver la crisis del clima. Mediante carteles, mensajes y pequeñas charlas improvisadas instaron a los gobiernos de todos los países y los grupos de presión empresariales que dejaran de jugar y negociar para su propio beneficio en medio de la crisis climática que se está construyendo en todo el mundo. Al otro lado de la verja, custodiadapor inofensivos cuerpos de seguridad, se reunían a esa hora representantes de los gobiernos para desarrollar un plan de trabajo para la 18ª reunión de la Convención sobre el Cambio Climático (CMNUCC), conocido como COP18 que se llevará a cabo en Doha, Qatar a finales de este año.

 

Las diferentes redes de la sociedad civil tailandesa que estaban manifestándose demandaron el cumplimiento de los siguientes puntos:

1. Todos los gobiernos, incluyendo el gobierno tailandés deben señalar su disposición a comprometerse a reducir los gases de efecto invernadero (GEI) con la máxima urgencia, según el principio de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. Esto significa que los países industrializados deben reducir la emisión de gases de efecto invernadero en al menos un 80% en el año 2020.
2. Las políticas, los mecanismos legales y sistemas fiscales nacionales deben estar desarrollados para el cumplimiento de la justicia, que se detengan a aquellos que crearon problemas a través de sus responsabilidades, y que se deje de utilizar mecanismos para trasladar la responsabilidad a otras personas, al mercado u otras políticas inadecuadas.
3. Las élites gobernantes de los países en desarrollo no deben eludir sus responsabilidades y deberes diciendo que en sus países hay personas pobres las cuales deben seguir emitiendo gases de efecto invernadero para mitigar la pobreza, cuando los beneficios y el desarrollo siguen siendo para los grupos de capital y no para los pobres que reciben la carga de los problemas de la crisis del clima.
4. Naciones Unidas (UN) debe encontrar una solución y establecer un proceso de justicia que proteja los derechos de los pueblos indígenas y a los habitantes de las áreas forestales.
5. El gobierno tailandés debe urgentemente replantear su dirección y las políticas de la siguiente manera:
5.1 Parar el desarrollo del mercado, los mecanismos de compensación y los créditos del carbón.
5.2 Reformar el sector energético para asegurar acceso equitativo a la energía limpia y la promoción de la planificación y descentralización de electricidad a nivel comunitario.
5.3 Revocar el plan de desarrollo energético (PDP) y establecer un proceso transparente para que la gente pueda participar en la planificación energética, alcanzar una mayor proporción de energía renovables, como ha sido mencionado en el Plan de Desarrollo de Energía Alternativa (AEDP) y llevar a cabo la preservación de energía de acuerdo con el plan de conservación, y sobre todo, evitar el uso de la energía a partir del carbón, que es la energía sucia y un motor importante del calentamiento global. Cancelar el plan de desarrollo nuclear y la construcción de las centrales nucleares, que son peligrosos einsostenibles.
5.4 Regular y cancelar el desarrollo de grandes proyectos industriales que generan grandes cantidades de contaminación, tales como las industrias petroquímicas, plantas principales de producción de acero, plantas de carbón, etc. Detener la expansión de los parques industriales en todo el país.
5.5 Detener todos los proyectos de desarrollo que destruyen la base de los recursos de la comida, que son la base de la seguridad alimentaria a nivel local y nacional.
5.6 Cancelar la construcción de presas en toda Tailandia y en la región del Mekong, ya que además de dañar los bosques y los principales ecosistemas de las cuencas fluviales de la región, también crean problemas climáticos. Las personas que sufren los impactos de los proyectos de presas, especialmente los de la región de la cuenca del Mekong, deben participar en cada paso del proceso de toma de decisiones del Estado.
5.7 El Estado debe reconocer con la máxima urgencia los derechos y el modo de vida de las comunidades locales que dependen de los recursos y el manejo sostenible del bosque, y resolver los conflictos sobre los derechos de las tierras agrícolas de las personas que dependen de la zona de conservación de los bosques.
5.8 El Estado tailandés debe detener el desalojo, la destrucción de los cultivos, detenciones y persecución de los agricultores, y dejar de aplicar la fórmula de “calentamiento global” en el Departamento de Parques Nacionales, lo que distorsiona la investigación académica con el objetivo de acusar de daños y perjuicios a los agricultores con el pretexto del “calentamiento global”.
5.9 El Estado debe promover y apoyar la redistribución equitativa de la tenencia de la tierra por ejemplo, la creación de un banco de tierras y establecer un tipo impositivo progresivo de la tierra, así como reconocer y apoyar la gestión de la tierra a través del título de la comunidad, de acuerdo con los derechos de las comunidades consagradas en los artículos 66 y 67 de la Constitución.
5.10 Establecer un proceso para que las propias comunidades gestionen los recursos locales, tanto por encima como por debajo del suelo, incluidos los minerales y los bosques.
5.11 Apoyar el cambio en el sector agrícola del país, y en particular, dar importancia a los pequeños agricultores. Trabajar hacia una agricultura sostenible y orgánica, que reconozca el modo de vida y la cultura de las comunidades. Que sea amigable con el ecosistema y pueda reducir la emisión de gases de efecto invernadero, y sea una forma sensata de apoyo al sector agrario para adaptarse al calentamiento global.

 

Un camión con altavoces apoyó la lectura de los puntos y también contribuyó a que se hiciera algo de ruido en las afueras de la sede internacional. La policía respondió de una manera muy cívica, bastante comedidos, e incluso uno de ellos llegó a tomarse una foto detrás de una de las pancartas junto a otros manifestantes, nada que ver con la policía tercermundista de España, sólo por poner un ejemplo.

La segunda jornada se daría por concluida tras los últimos gritos de solidaridad. Cada quien regresó a lugares donde refrescarse. Yo marché a preparar la presentación del día siguiente, el plato fuerte del Encuentro para mí, donde diversos movimientos sociales de Asia, OccupyWallStreet y el 15M compartirían contenidos por primera vez en esta parte del planeta.

About these ads

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 7,418 other followers

%d bloggers like this: