3/8 Madrid – Acampadapolicía

Nos despertamos tarde, con la noticia del nuevo desalojo de Plaza Mayor, y decidimos irnos de compras a Sol para mejorar nuestra situación de hardware, ya insostenible con un ordenador para dos, sin cargador.

Sol a las 4 de la tarde parecía un aeropuerto, al entrar nos pidieron que mostráramos la mochila, y luego cuando D estaba esperando fuera del Corte Inglés fue interceptado de nuevo por la policía. De mala manera nos pidieron la documentación y querían saber qué hacíamos allí. Les dijimos que estábamos comprando el cargador que ellos nos habían robado, lo que no les gustó. Luego de un rato de represión volvimos a la casam donde vimos en Internet que nuestros compañeros de Amsterdam instalaron un punto de información en la plaza del Dam en solidaridad con Sol, y nosotros transformamos esta buena idea en un llamamiento internacional, para que a las 20 horas en todas las plazas de Europa se instalaran infopoints en solidaridad con el desalojo de Sol, el corazón del movimiento. Antes de ir hacia allí vimos que había ya 18 o 19 puntos de información funcionando. La marcha entró en la Puerta del Sol y comenzó a hacer presión para entrar.  Las dos primeras líneas de la policía y de la gente, ambos unidos por los brazos, presionaban unos contra otros causando mucha tensión hasta que la policía comenzó a pegar. En otra entrada de Sol una chica leía el comunicado del SUP, sindicato de los policías, donde se declaraba la afinidad de ellos por el movimiento y el desconcierto que les provocaron las órdenes de la ministra del Interior: no ejercer la violencia, pero hacer todo lo posible para evitar la entrada de los indignados a la plaza.

Después de eso algunos identificaron a dos secretas y comenzaron a rodearlos gritando. Los secretas se fueron corriendo y se encerraron en un bar con la complicidad del dueño. Después de eso, estalló un segundo enfrentamiento con la policía mucho más violento que el primero, con golpes de porra y un detenido. La gente convocó a una asamblea a las 12 el día siguiente y comenzó a irse a casa, mientras otros se concentraban en la plaza  de Oriente.

Fue difícil encontrar a los indignados, con todas las barricadas de la policía. Madrid parecía un estado policial, con dos helicópteros permanentemente en el aire y centenares de policías repartidos por todo el centro.

keep tuned for more adventures! yours, AD team…

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: