Guerra Social en Oporto: Fontinha y la subsisténcia básica – Oporto (M team) #OnTheRoad [17-20/02/2013]

Mi compañera de viaje volvió a casa para poder asistir a la manifestación del #16F, yo decidí que intentaria hacer un último (o quizá más) taller en Lisboa.

Porto

Para prepararlo me estoy alojando un tiempo en Porto, una ciudad clásica, monitorizada por gaviotas, donde hay antiguos barrios enteros abandonados entre alguna casa habitada. Al adentrarme en esta ciudad descubrí que recientemente se habían dado unos acontecimientos históricos que no dejaron indiferente a nadie y que suponen un importante párrafo dentro de la narrativa de la crisis económica europea.

Casas abandonadas en Porto

Casas abandonadas en Porto

Aquí la situación de los jóvenes que me acogieron era desoladora, están abocados al desempleo y tienen que sobrevivir haciendo malabares y ayudándose entre ellos. Una simple multa por no pagar el metro puede suponer la ruina.

Hay casas para compartir, pero el precio del alquiler es inasumible para una persona e incluso tres. Además, cuando llevan un tiempo deshabitadas, las instalaciones de luz son sistemáticamente robadas y las de agua se echan a perder. Por no hablar de la dependéncia del gas butano para poder cocinar y calentar agua. En algunos casos hay que cambiar de casa para tener acceso a uno u otro recurso.

Sin embargo, siempre hay alternativas y nadie se desanima. Ocupar un immueble se vuelve difícil debido al férreo control y las restricciones legales; al parecer se defiende más el interés de los propietarios por que las casas se derrumben solas que por aprovechar las infraestructuras. El alquiler de una ruina, en cambio, permite desarrollar algo habitable con el tiempo con el justo dinero y esfuerzo para reconstruir las instalaciones, se lo toman como el reto de trabajar para si mismos y aprender de ello. El reciclaje de todo tipo de materiales y comida también se vuelve vital.

Huerto urbano comunitario

Huerto urbano comunitario

Los huertos urbanos se han convertido en una manera de mantenerse alimentado, a la vez que desarrollar proyectos de permacultura sostenibles. Hay varios grupos trabajando en ello y colaborando estrechamente con trueque o puestas en común de los recursos.

Una de las casas en las que estuve tenía detrás una montaña con un antiguo pueblo abandonado cuya infraestructura eran ruinas de piedra comidas por el bosque. Esto proporciona un lugar muy propicio para huertos urbanos comunitarios, que están conectados a las casas del barrio a través de los viejos caminos, además de reaprovechar algunos muros y mezclar el huerto con el bosque para crear un ecosistema.

Casa asaltada

Casa asaltada

Esta casa está en la calle de Bomjardín, en Fontinha que ha pasado por una venta masiva de casas para repoblarla de una forma inesperada muy en poco tiempo, teniendo en cuenta el barrio del que se trata.

Desde inicio de noviembre un grupo de amigos alquilaron una casa en el barrio de Fontinha, donde desarrollan una agricultura de subsisténcia aprovechando la gran extensión de terreno de que disponen tras el edificio, ya que, según dicen, es imposible pagar la vivienda y todo lo demás al mismo tiempo.

Fundación "Fábrica Social"

Fundación “Fábrica Social”

Ahora esta casa y su huerta van a ser destruidas para hacer un párquing por interés del propietario con el argumento de potenciar la cultura, ya que él mismo tiene en su propiedad la fundación cultural “Fábrica Social” en un edificio casi contiguo y este párquing, supuestamente, atraerá a más gente.

El propietario, un viejo luchador por la cultura que no estuvo nunca de acuerdo con el ayuntamiento, de repente encuentra aceptado su proyecto de párquing tras varios años de negatividad. En dos meses los habitantes de la casa tienen que salir para que, supuestamente, empiezen las obras.

Parquing en Fontinha

Este inmenso aparcamiento a 3 calles de Fábrica Social nunca se llena.

La idea de hacer un párquing en esta zona es absurda, hay muchos en los alrededores y no llegan a llenarse. Pero los habitantes de esta casa conocen la história política de la zona, Fontinha y todo resulta tener sentido en el fondo.

En este barrio se alojó el proyecto Es.col.a., que inició un proceso de transformación en el barrio, tanto en un sentido de cambio social y consolidación de comunidad como en un sentido de avance del neoliberalismo sobre el mismo terreno. Ellos opinan más que esto hará que “los ricos de la fundación no se tengan que cruzar con los pobres del barrio” por tener acceso directo al edificio desde el terreno.

Actual centro geográfico de Fontinha

Actual centro de Fontinha

En más detalle, Fontinha era una zona olvidada y abandonada, tanto por el ayuntamiento como por los habitantes de la ciudad; un barrio obrero donde se aloja la antigua fábrica de sombreros que es ahora una fundación. Ahora, la mayoría de los habitantes son generalmente ancianos olvidados y gente en situación de pobreza.

Desde el primer desalojo de Es.col.a. se formó una gran asamblea en el “largo”, una plaza del barrio. Tras esto, la plaza fué rápidamente renovada por el ayuntamiento, de forma que ahora apenas caben 15 personas en ella.

Tras el segundo desalojo, se invirtieron 200.000 € de dinero público en reformar el edificio, que ahora parece más una prisión de color plano, y se alojarán allí varios proyectos “sociales” ligados a la autarquía del ayuntamiento, como una contra la violéncia doméstica.

Escola da fontinha 2011 - 2013

Escola da fontinha 2011 – 2013

Nueva función de Escola

Nueva función de Escola

El centro fue presentado (ya que aún no funciona) a inicios de este último febrero. El alcalde en persona, Rui Rio (que trabajó para el banco BCP y ahora es secretario general del partido PSD), fue a inaugurarlo y hablar públicamente. El show mediático estuvo acompañado de gran despliegue policial desde las 6 de la mañana, constituido por una desproporcionada cantidad de policías de paisano como barrenderos vigilando cada una de las esquinas de dos en dos sin barrer mucho, y coches patrulla aparcados alrededor a parte de los policías que vigilaban la zona.

Campaña en defensa de Es.Col.a.

Campaña en defensa de Es.Col.a.

Dió un discurso justificando frente a la opinión pública el brutal desalojo y la violencia policial con la puesta en funcionamiento del espacio con funciones sociales. Además, lanzó un mensaje dirigido a los okupas del immueble y procuró culparlos de los robos y asaltos que se produjeron y supuestamente retrasarón la presentación.

Desde hace una semana, en Fontinha, empezaron a reformar una manzana de casas devastadas en las que se pretende dejar las fachadas y renovarlas por el interior para venderlas.

Si se une toda esta serie de eventos (repoblación y recuperación de una pequeña zona olvidada durante décadas con nuevos párquings, plazas y casas, desalojo de okupas y eliminación de su modo de subsisténcia, un mensaje político incriminatorio y en pro de una supuesta mejora social aliñado con montajes policiales…), en un tiempo relativamente corto (algo más de dos meses) y con capitales privados envueltos, se puede deducir un plan por evitar que crezcan y sobrevivan movimientos sociales en esta zona de la ciudad a la vez que se busca un cambio demográfico (¿colonización?). Lo cual podría suponer incluso un ataque ideológico.

En esta ciudad he encontrado también redes conectadas a proyectos en Catalunya, como Can Piella, cuya amenaza de desalojo estaba latente hasta aquí, o como la ZAD en Nantes.

Esta red, aunque se define como constelación es Reclaim the Fields. Está formada por proyectos y personas que buscan un retorno al campo junto a un cambio en el modo de producción, además se acuerda el cómo y para quién producir. Así que se basan en métodos ecológicos y los productos no entran en el capitalismo.

Moinho

Moinho

Panadería de Moinho

Panadería de Moinho

De esta red, pasé unos días en O Moinho (el Molino), a 20km de Oporto, me desplazé allí en tren (que siempre tiene revisor) y con una bicicleta que me prestaron en Casa Viva.

Es un antiguo terreno con un molino cuya finalidad era la de residéncia, pero que se ha convertido en un campo de investigación, experimentación y aprendizaje, así como en un punto de encuentro.

Terreno en Moinho

Terreno en Moinho

En este espacio hay una casa, tres caravanas, una panadería, varios huertos y esplanadas que todavía tienen que ser limpiadas, además de un bosque cercano y una fuente natural de agua que genera un arroyo limpio.

Pan natural de Moinho

Pan natural de Moinho

Este recinto es alquilado por muy poco dinero entre varias personas, a cambio han reconstruido la casa, añadido infraestructuras y aprovechado los terrenos.

La vida en este lugar apenas precisa de dinero para vivir y parte de eso se financia con pan producido y distribuido por los mismos residentes a consumidores directos.

Tras conocer a la gente de Oporto y sus proyectos, fue difícil tomar la decisión abandonar la ciudad, pero tenía que ir a Lisboa para poder continuar el proyecto inicial. Así que puse una fecha límite a mi estáncia para poder pasar por algún otro espacio del que hablaré en el próximo artículo.

Aún así, la preocupación por mi viaje o los talleres se vió interferida y aplazada debido a la encubierta guerra social que se vive en Portugal, promovida directamente por los poderes fácticos y en la que, por dignidad, estaba buscando cómo ser partícipe…

Bicicletas

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: