La eco-comunidad Σπιθαρι -Spithari- y el taller de construcción de cúpulas Geodésicas-Grecia (J Team) #OnTheRoad [27-29/07]

IMG_2188 A parte de unas pocas eco-comunidades ya con historia, , muchas están ahora surgiendo como setas, junto con proyectos de economía alternativa, la mayoría aún en proceso de construcción. La situación económica lleva a la gente a la total pérdida de confianza en el modo de vida que habían llevado hasta ahora puesto que, en primer lugar y tras el estallido y recrudecimiento de la crisis, esa forma de vida no les garantiza la subsistencia. En segundo lugar y a raíz de esa puesta en duda empiezan a verla como una forma de esclavismo, una vida en la que la no se puede decidir sobre la mayoría de cosas que les afectan. Por ello se disponen a construir algo  que les permita recuperar el control sobre sus vidas y, a la vez, acercarse más a la naturaleza.

Me dirijo a Spithari, una eco-comunidad cerca del pueblo de Marathonas aún en proceso de terminar su primera fase de asentamiento. Como visité el lugar el año pasado, era una oportunidad para ver cómo había avanzado el proyecto. Hace poco más de un año y medio consiguieron que un particular les cediera estas tierras que en 2007 sufrieron el último de una serie de incendios que devastaron toda la zona. La sombra es un bien más que codiciado. Nadie vive aquí permanentemente todavía pero cada vez pasan más tiempo, reduciendo los días que van a trabajar, para construir aquellos mínimos necesarios para poder instalarse definitivamente y dejar Atenas. Esos mínimos son los espacios comunes, las casas de las unidades familiares y la producción agrícola necesaria para que la comunidad sea autosuficiente y sostenible. Además también tienen la intención de plantar algo más para poder intercambiar vegetales por todo aquello que no puedan producir. En este momento la comunidad consta de un núcleo de unas diez personas, a las que rodea un grupo de apoyo bastante amplio. Su método, compartir conocimiento, auto-aprendizaje de las fuentes de información a las que pueden acceder y el ensayo-error como forma de avanzar. Procuran aplicar las ideas de Fukuyama sobre la permacultura , una forma de vida sostenible que abarca todo el diseño de la eco-comunidad, aunque en las fases iniciales no es posible del todo. Todo lo que se hace se decide juntos y siempre se entiende el disenso como una oportunidad más de construir grupo. El respeto por los hábitos y opiniones de los demás es fundamental en esa construcción y aquellos que se han ido añadiendo tras el proyecto inicial han seguido fácilmente esa dinámica.

Hace un año, Spithari era aún era sólo un montón de ideas, tres caravanas y una construcción a base de contenedores de transporte y maderas que aún permanece como taller, cocina y una habitación. A esta se ha añadido un contenedor más que alberga un laboratorio de electrónica. Me alegra ver que esas ideas han cuajado en un proyecto sólido y lo mucho que han avanzado.

Por ejemplo, los problemas que tenían de abastecimiento energético ya se han solucionado. Unas placas solares y un molino de viento, que fueron de las primeras cosas que se instalaron, han necesitado algunos aparatos más para poder gestionar las sobre-tensiones en picos de producción y las carencias.

Disponen de fuentes subterráneas de agua y una bomba la lleva a la ducha común y a la cocina, aunque durante mi estancia se quemó y tuvimos que acarrear el agua a mano, minimizando su consumo, lo que significó estar algo más pegajosos de lo habitual con una temperatura que alcanzó casi los 40ºC. Están pendientes de los análisis de potabilidad.

 Hay tres tipos de cultivos en la comunidad. El primero es el tradicional en tierra, pero la tierra de aquí es árida y como la idea es no utilizar ningún tipo de fertilizante ni insecticida químico, tratan de fertilizarla de modo natural  y aprovechar las cualidades de cada planta para poner juntas a aquellas que se ayuden en el crecimiento y tener en cuenta las que alejan insectos .

IMG_0063Otro tipo es la agricultura vertical: Se sitúa un recipiente cilíndrico con unas salidas a modo balcón, se rellena de tierra, dejando un cilindro vacío en medio. En esas salidas, se planta el vegetal que se quiera. En el centro se echa el compostaje. Los gusanos que hay son los que enriquecen la tierra con sus heces. Hay que controlar que estén bien, como un animal de granja más y de vez en cuando hay que sacarlos y limpiar un poco el lugar. Personalmente no me veo capaz de esa operación aunque me insistan animadamente en que se puede poner en cualquier balcón o terraza de la ciudad.

El último es el denominado cultivo aquapónico: un circuito cerrado de agua, en el que, a diferencia del hidropónico, hay peces. Lo que se hace es succionar con una bomba el agua del embalse, rica en los minerales que los peces producen, para pasarla a las plantas que a su vez limpian el agua para retornar a los peces. Necesita la energía de la bomba y un tiempo para establecer un ciclo eficaz. También hay que ir rellenando con un poco de agua debido a la evaporación. Además, en el espacio han construido una especie de chill out para relajarse. No apto para los no amigos de los mosquitos.

Así, ningún residuo es un deshecho en Spithari. Aquí no sólo se separa lo orgánico del plástico, cristal y papel, sino que hay distinción también entre los diversos tipos de material orgánico, pues alguno puede ir para alimentar a los animales que tienen (principalmente gallinas) mientras otros son ideales para hacer el compos con el que fertilizan los cultivos. Incluso los baños sirven para producir compostaje, por lo que no utilizan agua, sino serrín y materiales orgánicos.

Algunas fotos de la eco-comunidad se pueden encontrar en este enlace.

El taller:

A parte de saludar viejIMG_0082os amigos, pude asistir a un taller de construcción de una cúpula geodésica como esta, que tiene que albergar en un futuro próximo los espacios comunes. Además, el proyecto también prevé cúpulas de este estilo para cada una de las unidades familiares que van a vivir aquí. Después de la fase más técnica de buscar información, el proyecto definitivo de la cúpula surgió de una sucesión de brainstormings para decidir qué técnica iban a usar para su construcción. Aún no se ha hecho nunca de esta forma así que todo el proceso será un experimento. Sin ánimo de tratar de aburrir con detalles técnicos pero será mejor saltarse las próximas líneas si se quiere esquivar una mini-explicación, la estructura de la cúpula es un icosaedro,formada por 20 triángulos, a su vez cada uno de ellos formado por 16 más,  por ser el triángulo una figura geométrica indeformable que dota de gran estabilidad a cualquier estructura. Esta estructura será formada por maderas unidas con una juntura móvil que ayudará al asentamiento de cada pieza en su lugar, además de dotarla de la necesaria flexibilidad. Las paredes estarán construidas de una mezcla de cáñamo y lodo. Podéis ver algunas fotos del taller aquí

El taller, que atendieron unas 30 personas, empezó a las 12 con una lección más o menos teórica. Después se pasó a explicar cómo se cortaban las maderas y a la construcción de los triángulos. Llegó la hora de comer y, tras una frugal comida, y 5 horas protegiéndonos del sol y descansando, en un ambiente repleto de buen humor, se pasó a acabar de fijar la primera línea de la estructura. A altas horas de la noche, la construcción seguía, ya sin el calor insoportable del sol y empezando a construir la segunda línea.

Este taller es el primero de una serie que pretende mantener con el resto de eco-comunidades y poblaciones una relación de intercambio de productos y de conocimiento que llegue a tejer una red real de economía alternativa. A eso mismo responden los múltiples festivales que acontecen durante el año, especialmente el Εναλλακτικό Φεστιβάλ al que asisten casi todos los proyectos de economía alternativa que este año tendrá lugar a mediados de octubre en Atenas. Una de las regiones donde más avanzadas están estas redes es Volos, donde incluso es habitual el uso de una moneda alternativa. La previsión es acercarme en breve por allí.

De cara al futuro de la eco-comunidad y su viabilidad se plantean también la construcción de una escuela Waldorf, ya que muchas familias que están vinculadas al proyecto- o a otros proyectos cercanos- tienen hijos y para ellas carece de sentido intentar vivir de una forma distinta mientras sus hijos son educados dentro del sistema.

Regresamos por la mañana a Atenas y me faltó tiempo para una ducha. Espero poder volver a Spithari antes de dejar Grecia y ver la cúpula acabada. Mientras, sigo en Atenas por unos días para conocer los medios de comunicación ciudadanos.

(Nota: al tratarse de proyectos muy locales, las páginas linkadas a esos proyectos están  principalmente en griego.)

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: