Egipto tras la masacre de Rabaa

0481

Durante el último mes he estado advirtiendo contra la limpieza de los asentamientos pro-Morsi. Sabía, sin sombra de duda, de que el Ministerio de Interior no puede hacer nada sin matar a decenas de personas. Durante los últimos dos años y medio han hecho exactamente eso. Dije que podríamos vivir con los asentamientos pro-Morsi a pesar de la presencia de una minoría de elementos armados, los casos de tortura que fueron descubiertos, los bloqueos diarios de carreteras y la incitación y el odio sectario que se arrojó constantemente desde los altavoces del escenario. Estas cuestiones no superan el coste de la represión asesina tanto en vidas humanas como en las ramificaciones políticas.

¿Por qué fue un error “limpiar” los asentamientos?

En primer lugar, romper cualquier asentamiento es erróneo y peligroso. En los últimos dos años y medio que hemos visto cómo la policia se convierte en monstruo asesino cuando se enfrenta a los manifestantes. Una pequeña minoría de los partidarios de Morsi tenía armas ligeras -lo que explica el número de policías que resultaron muertos y heridos durante la operación- y esto sólo hizo que la policía ejerciera de gatillo fácil e hiciese mucho más grande la matanza, como consecuencia, el número de manifestantes muertos, desarmados e inocentes fue escandaloso e inaceptable para cualquier ser humano sensible.

En segundo lugar, a pesar de todos los problemas relativos a las dos asentamientos, la “limpieza” a costa de un enorme número de vidas inocentes lo permitió la Hermandad Musulmana para reclamar el victimismo, y esa es la posición en la que la HM se siente más cómoda. Rabaa será para siempre un “Karbala” en la psique de la Hermandad Musulmana y lo van a transmitir a las siguientes generaciones.

En tercer lugar, el mundo ya estaba empezando a aceptar el post 30 de junio de Egipto. El Secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, incluso fue más allá y dijo que “el ejército egipcio restauró la democracia” después “a millones de egipcios se les pide intervenir”. En lugar de aprovechar el cambio en la opinión pública mundial, el gobierno interino se adelantó y cometió una masacre horrible. ¡Qué estúpido!

¿Qué debería haber pasado en los asentamientos?

Si yo fuera un funcionario del gobierno interino, habría presionado para que abandonaran por sí mismos los asentamientos, y hubiese permitido que se marchitasen por sí mismos. La interrupción en la vida que estos dos asentamientos estaban causando era mínima y, sin duda, todo el país podría haberlos resistido. Egipto es mucho más grande que Rabaa y Nahda!

0452

¿Quién tiene el mayor apoyo popular?

A juzgar por mis propias observaciones y la magnitud de las manifestaciones del 30 de junio y el 26 de julio -que dio a Sisi el mandato para “combatir el terrorismo”-, puedo decir que el ejército goza de la mayor parte del apoyo popular. Tal brutalidad en los asentamientos no habría ocurrido si el ejército no estuviese seguro de que no va a obtener una reacción contraria de la opinión pública. Si bien es cierto que la policía son los que hacen el trabajo sucio, todo el mundo sabe quien es el encargado. La popularidad de la HM bajó mucho a lo largo del año pasado y han sido demonizados lo suficiente en los medios de comunicación estatales/privados en la medida en que muchas personas, incluidas las personas sensatas que conozco, estarían dispuestas a ofrecer una justificación detrás de otra sobre la masacre de Rabaa.

Además, el aumento de los enfrentamientos entre los pro-HM y los locales está aumentando dramáticamente, especialmente en El Cairo, Alejandría y área del Delta. Estamos hablando de zonas que votaron a favor de la HM en enero de 2012. Estos enfrentamientos indican que la HM está cada vez más marginada en zonas que alguna vez estaban totalmente controladas durante el periodo de Mubarak.

0295

¿Se ha acabado la revolución?

La revolución entró en coma a partir del segundo día tras el derrocamiento de Mubarak y el abandono de la plaza Tahrir por parte de los manifestantes. Nada de lo que ha ocurrido durante los últimos dos años y medio ha servido a la revolución, ni tampoco para lograr sus demandas. Tampoco Mohamed Morsi, quien fue elegido con tan sólo el 51% de los votos, estaba a favor de la revolución, como había afirmado antes de ser elegido. Morsi ganó una elección pero su gobierno no era democrático, y su atención se centró en servir a los intereses de su organización dogmática y no a la revolución. Los analistas y periodistas, en su mayoría occidentales, que lamentan el “fin de la revolución”, después del golpe de Estado respaldado popularmente no pueden entender que la revolución no se pronunció en este país desde que Mubarak fue derrocado. La HM tuvo la oportunidad de ser revolucionaria, en su lugar, optó por centrarse en sus propios intereses políticos mezquinos.

¿El 30 de junio fue un error?

No se puede etiquetar las manifestaciones más grandes en la historia de Egipto como un “error” ni se puede afirmar de que era lo mejor que podía haber pasado. El 30 de junio fue inevitable, era comprensible y Morsi podría haber salvado a todos de este derramamiento de sangre si hubiese prestado atención a los millones de personas que exigían su renuncia, multitudes que superaban con creces cualquier repunte de la HM que haya visto desde la caída de Mubarak.

Personalmente, yo estaba a favor de que Morsi terminase su mandato, y creo que un año no era suficiente para que el público en general pudiese ver los verdaderos colores de la HM. Sin embargo, entiendo perfectamente las razones que hubo detrás de 30 de junio y por las que millones de egipcios veían en el ejército la única institución del Estado capaz de rescatar al país de una organización dominante que perdió gran parte de su apoyo popular.

La masacre no sucedió porque el ejército tiene ahora el control, el derramamiento de sangre ha sido la norma en Egipto desde la revolución de 2011. El derramamiento de sangre también ocurrió bajo Morsi, la policía cometió una masacre en Port Said en la que se cobró la vida de 52 personas. En aquel entonces, los HM y sus seguidores justificaron las acciones de la policía porque su hombre era el presidente.

0319

¿Qué pasará ahora?

Egipto sigue sumido en los 60 años de lucha entre islamistas y la “toma de decisiones” que viene del ejército. Como la revolución no propuso alternativas, Egipto sigue en un vaivén entre estos dos. Una alternativa viable a los islamistas y al ejército tendría que aparecer para que este sube y baja termine por romperse. A juzgar por la debilidad y desorganización de la revolución actual, no veo que esto ocurra en un corto plazo. Al mismo tiempo, esta revolución se mantendrá impotente viendo esta pelea que se produce frente a ellos.

Actualmente, el futuro sigue siendo muy sombrío, pero apuesto que: este país no va a ver ninguna democracia hasta que se encuentre una alternativa viable tanto para el ejército como para los islamistas.

¿Qué puede pasar con la HM?

Soy un gran defensor de la inclusión de la HM en el proceso político, pero no veo que suceda pronto. Una de las principales razones por las que cayó la HM fue por el hecho de que trató de gobernar el país en exclusiva. Esto no es posible en la post-revolución de Egipto. Su vanidad les mató. Y esto podría suceder a cualquier persona que decida gobernar como la HM.

La HM debería ser incluida en el proceso político. Y la HM debe entender que Egipto es mucho grande como para ser considerada una rama de SU organización transnacional. Por desgracia, esto no va a ocurrir en un plazo corto.

Escrito por @TheBigPharaoh

Traducido por @15MBcn_int

Original: Q&A: Egypt After Rabaa 

Agosto 2013

3 Comments to “Egipto tras la masacre de Rabaa”

  1. Reblogueó esto en Blog de Javier Díaz Murianay comentado:
    Add your thoughts here… (optional)

  2. Interesante, pero un poco complaciente con el ejército. El autor afirma: “Si yo fuera un funcionario del gobierno interino, habría presionado para que abandonaran por sí mismos los asentamientos, y hubiese permitido que se marchitasen por sí mismos.” El problema es que el general Al Sisi ha dejado claro desde el principio un enfoque nacionalista y antiterrorista que busca unificar el heterogéneo campo revolucionario en torno a la cúpula militar. Véase su discurso del 24 de julio http://www.javierortiz.net/voz/samuel/el-mandato

  3. De acuerdo, es un poco complaciente con el ejército. Tal vez defina el grado de indefinición que hay en este bloguero respecto a qué alternativa puede ofrecer la gente. La clave puede estar ahí ¿Qué alternativa puede ofrecer el pueblo egipcio?

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: